top of page

MEDITACIÓN PARA HONRAR LA MENTE

 

 

Tomate unos minutos para cerrar tus ojos y realizar diez respiraciones profundas, la primera de ella muy exagerada en la inhalación y la exhalación y las otras cada vez menos exageradas de manera que la última sea suave y tranquila…

 

Cualquier pensamiento que llegue a tu mente durante esta meditación, obsérvalo en amor, sin hacer ningún esfuerzo en no tenerlo, sin juzgarlo… sólo obsérvalo…

 

Continúa respirando suave y profundamente… Cualquier sensación física que tengas, como calor o frío, hormigueo o dolor, obsérvala en amor, sin hacer ningún esfuerzo en no sentirla… sólo obsérvala…

 

Dale permiso a tu cuerpo físico para relajarse y descansar… permite que tu cara y tu cabeza se relajen… deja que tu cuello y tus hombros descansen… permite que tu espalda entera descanse… deja que tus brazos, desde tus hombros hasta la punta de los dedos de las manos, se suelten… permite que tu pecho y abdomen, se relajen… deja que toda tu región pélvica descanse… permite que tus caderas y muslos se relajen… deja que tus rodillas suelten todas tus cargas… permite que tus espinillas y tus pantorrillas descansen… deja que tus pies, desde tus talones y tobillos hasta la punta de los dedos, se relajen… todo tu cuerpo descansa ahora… también tus órganos internos… corazón… pulmones… hígado… páncreas… estomago… tu cerebro se relaja para mantener las funciones vitales que necesitas y descansa profundamente…

 

Con el poder de tu imaginación, que es infinito, vas a visualizar una esfera de luz violeta que te envuelve y te sostiene… como si fuera un óvalo de energía alrededor de tu cuerpo. Siéntela…

 

Imagina ahora a tu Ego, esa parte de tu mente que ha estado defendiéndote de lo que él considera peligroso o dañino. Míralo amorosamente como una criatura frente a ti, por fuera de tu óvalo de luz violeta. Imagina su forma, sus ojos, su textura, su tamaño. Con tu imaginación y en profunda compasión, en tu mente, dile: “Querido Ego. Ahora entraré en contacto con mi verdadero Yo… con mi Espíritu… con mi esencia... Estarás presente, en silencio y quietud, para que mi Estructura Mental sea abordada por mi Ser Superior, con quien estoy en contacto desde siempre”. Visualiza a tu Ego asentir con su cabeza indicándote que está de acuerdo con este proceso.

 

Mientras respiras, profundamente y en calma, visualiza que, en tu esternón, a la altura del corazón, hay una ventana en vaivén… que se abre hacia adentro lentamente cuando inhalas, y se abre hacia afuera cuando exhalas lentamente… no importa el orden en el que se abre y cierra la ventana cuando respiras… sólo imagina que su movimiento en vaivén se sincroniza con tu respiración, que es cada vez más profunda, más lenta, más tranquila… respira…

 

Entiendes ahora que El Mundo es lo que crees que es… en su totalidad, el mundo es un eco de tus pensamientos, de tus creencias, de tus expectativas, de tus emociones, de tus deseos… de tus miedos… La vida va bien, en la medida que tus pensamientos estén bien. Tu mente incide poderosamente en el comportamiento físico y emocional del mundo. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: El mundo es perfecto tal como es… Gracias por permitirme el regalo de existir, de crear mis días desde el Amor Incondicional que nace en mí… Tomo el mundo tal como es, lo amo y lo honro…

 

Sabes ahora que No Hay Límites, que eres libre para crear pues eres la fuerza, eres la potencia, eres la vida misma creando tu vida… El Universo es tu fuente, es infinito y poderoso… está en todas partes y en todo momento. No hay separación real entre los seres pues lo que haces repercute en el mundo que te rodea y lo que pasa en el mundo repercute en ti. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: saludo mi poder y capacidad creadora… puedo crear todo siempre de alguna forma… soy libre para crear y soy siempre responsable de mis acciones y creaciones… Gracias por recordarme que soy uno con todo y con todos… Tomo a todos los seres del planeta tal y como son, los amo y los honro…

 

Ahora comprendes que La Energía fluye donde va tu Atención y es por ello que tu energía influye en ti, según la naturaleza de los pensamientos que acompañan tu energía… Lo que acapare tu interés tiende a atraer tu energía emocional y física. Focalizar a voluntad y mantener la atención en algo durante un tiempo, dirige allí tu energía. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente: saludo a mi energía interior… que se dirige exactamente a donde dirijo mi atención… Gracias por permitirme siempre impactar a todos los seres, desde mis pensamientos y desde mi intención… Tomo mi energía y mi atención… las Amo y las Honro…

 

Comprendes también que El Momento Presente es el Único Verdadero instante, que cambias el pasado cuando dejas de mirarlo desde el dolor… y creas tu futuro hoy, aquí y ahora… el poder sólo existe en el momento presente. No se puede actuar en el pasado ni en el futuro, pero estos se pueden cambiar ahora. Cambias el pasado cuando modificas tu relación con tus recuerdos en el hoy. El futuro es una pizarra vacía donde puedes intentar cualquier cosa, ahora. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: saludo el Ahora, mi momento de Poder que me regala a cada segundo la posibilidad de perdonar y continuar… Gracias por recordarme que pertenezco a este planeta y vengo de las estrellas… Tomo mi momento presente… lo Amo y lo Honro…

 

Entiendes que El Amor es un Poder Espiritual que aumenta cuando te desprendes de los juicios, las críticas y las quejas… Ahora sabes que el Amor es la esencia del poder, la fuerza que hace que las cosas ocurran… Se expresa en forma de bendición y gratitud. El Amor es estar en presencia de alguien o algo, compartiendo la dicha. Es eléctrico y a la vez magnético. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: saludo mi corazón, fuente de luz y equilibrio… de donde salen las bendiciones que derramo cada día sobre las personas que me acompañan en el camino… Gracias por estar ahora en presencia de otros seres de amor, por permitirme compartir la dicha de estar aquí… Tomo el Amor Incondicional, lo Honro y lo Bendigo…

Ahora puedes ver que Tu Fuerza Interna es parte de la Fuerza Primordial que une el Universo, que nunca te separas de ella, que debes buscarla en tu interior… que nada ni nadie tiene poder alguno sobre ti… Es por decisión y convicción propias que actúas como si los demás tuviesen más poder sobre ti que tú mismo. Eres tu fuerza y eres La Fuerza… En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: saludo mi energía vital, aquella que nace en mí y me mantiene vivo… Gracias por darme la fuerza para tomar mis decisiones, para mantener mis convicciones y gracias por dejarme ser flexible para cambiar lo que ya no resuena con mi frecuencia… Tomo mi energía interior, que proviene de la Fuente Primordial, la Amo y la Honro…

 

Hoy tienes la certeza de que Tu Intuición se potencializa en presencia de la Verdad, eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana única y maravillosa… … y lo cierto es aquello que verificas cada día, los milagros que atestiguas cada semana en que estás atento a la vida y conectado con tu energía interior. En el Amor del que vienes y en el que vives, di amorosamente en tu interior: saludo mi verdad, mi certeza, mi claridad… bendigo cada milagro del que he sido testigo, saludo la belleza detrás de cada acontecimiento que mi Ego haya interpretado como negativo… Gracias por permitirme despertar mi consciencia al Amor, a la Luz, a la Belleza, a la Vida… Tomo la verdad del ser uno con la creación entera, la Amo y la Honro…

 

Visualiza nuevamente la ventana en vaivén que se abre y cierra en sincronía con tu respiración… y por la consciencia de la fuiste protagonista hoy, eres ahora una misma energía con el planeta, con el infinito cosmos, expandiéndote en eternos rayos creadores que salen desde tu corazón hacia el mundo… ese campo electromagnético poderoso que es tu corazón, toca en amor tu entrecejo… ese centro energético donde reside tu intuición… tu visión interna… la mente universal que eres… la mente universal que somos…

 

Escucha a tu Ser Superior. Siente el mensaje que tiene para ti. Guarda silencio unos minutos para que sientas el mensaje…

 

Agradece profundamente a tu Esencia por haberse manifestado. Volverán a encontrarse.

 

Vuelve a hacerte consciente de tu cuerpo. Quédate con tu intuición expandida, con la certeza de que tu mente es una con El Todo, con la vida de creatividad y consciencia que te espera desde el momento en que digas “Soy la Mente que Soy, Soy la Mente Universal, comienzo ahora, en este mismo minuto y segundo”

 

Hazte consciente de tu respiración por unos segundos… Siente los latidos de tu corazón…

Mueve lentamente los dedos de tus pies y de tus manos… estírate un poco y mueve los músculos de tu cara… respira profundamente y cuando te sientas en disposición, sin apresurarte, abre tus ojos.

bottom of page