top of page
Buscar
  • Catalina Quevedo

EMPATÍA

“Conecto hoy con cada ser que necesite y a quien le corresponda nutrirse de mi amor”.

Catalina Quevedo

Somos ocho mil millones de seres humanos habitando un pequeño planeta de agua, tierra, aire y fuego, en un pequeño sistema solar de una de las miles de millones de galaxias que existen en el universo conocido, y aun así nos sentimos solos, nos alejamos de los seres que amamos o nos aman y alimentamos la idea de no tener con quien compartir la vida. La verdad es que ya estamos compartiendo la vida con millones de seres del reino humano, pero también de los reinos mineral, vegetal y animal. Cuando vamos en piloto automático solo nos vemos a nosotros mismos y el vacío interno que sentimos al vernos en soledad. Cuando comprendemos que nunca estamos solos, que somos parte de un universo infinito y si nacimos es porque tenemos una función fundamental en ese universo, es probable que esa sensación de soledad y vacío se vaya transformando.


Cada ser humano tiene la capacidad innata de conectar con todo lo que habita el planeta, con todo aquello que – manifiesto o inmanifiesto – vibra, se mueve, existe y Es. Reconocer tu potencial de empatía, es decir, tu posibilidad única de acceder al campo energético de otros seres, que es en última instancia, tu propio campo de información y de amor, te permite entrar en comunión con el Todo y potencializar tu energía. Hay incluso experiencias documentadas de personas que se unieron en meditación para sentir un deseo puro del corazón en cuanto a disminuir los efectos de huracanes y los resultados fueron sorprendentes.


Cuando estás interactuando con cualquier ser existente en la naturaleza, sea que lo puedas ver o no, o con otro ser humano, se abre un canal energético por el cual se intercambia información etérica de ambos seres. Cientos de moléculas de tu energía son traspasadas al ser que esté contigo, y cientos de moléculas de ese otro ser son traspasadas a ti. Es por ello que, cuando no se tiene consciencia de este intercambio, y al estar en presencia de alguien con un estado de ser colérico o triste, se siente un golpe emocional de baja vibración y se genera un contagio de dichas emociones. De igual forma, al estar en presencia de alguien alegre y pleno, comienzas a sentirte bien y te contagias de esa emoción agradable. En este sentido, podría decirse que somos 100% responsables de las emociones y de la calidad de la energía que estamos transmitiendo a otros, así como somos 100% responsables de cuidar nuestra energía personal.


Piensa qué tipo de contagio quieres generar hacia el mundo, y qué tipo de contagio permites hacia ti. Si bien es cierto que nada externo a ti puede hacerte daño, en el nivel de consciencia en el que está la humanidad, aún se tiene esta creencia y como se cree, ocurre.


La empatía es esa capacidad de conectar sutilmente con otros seres de manera involuntaria, pero voluntaria. Suena confuso y es muy simple. La empatía es involuntaria puesto que ese canal de transmisión de información que se abre cuando interactuamos es automático. Y es voluntaria puesto que tú puedes decidir qué tipo de energía vas a permitirte emitir y recibir. Así que toma plena responsabilidad y procura sintonizar energía de alta frecuencia, de amor; toma de los demás su luz y deja que la energía de miedo y culpa se quede donde está, no es tuya y no es necesario que la tomes. Así mismo emite tu energía benévola y amorosa hacia el mundo y encárgate de transmutar en ti lo que pueda estar vibrando bajo, de sanar tus heridas y llevar luz a tu sombra.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page